Barranco de Portilla O del Gollizno

Teníamos toda la semana de vacaciones. El plan inicial era habernos ido casi toda la semana a guara o algo así pero al final entre el mal tiempo y algún que otro contratiempo solo contábamos con Jueves y Viernes para enfundarnos los neoprenos.

El jueves salimos dirección Cuenca. La idea era hacer dos barrancos cortos: El barranco de la Portilla y el Salto de los catalanes.

Empecemos con el primero: Nos dirigimos al pueblo de Portilla. Nada más salir del pueblo la carretera pasa por un mini puente de piedra. Tras él cogemos una pista a la derecha. Esta pista termina en una pequeña explanada. En esta explanada podremos ver a la izquierda unas naves y justo enfrente un puente que cruza el arroyo. Aparcamos…

Desde poco después de salir de Madrid estuvo lloviendo sin parar hasta que aparcamos el coche. Al aparcar chispeaba y bueno, ya que nos habíamos dado el paseo…pues había que hacerlo lloviese o diluviase.

Punto de partida
Punto de partida

Nos cambiamos y a los 5 minutos de andar dejó de llover y no lo volvió a hacer en todo el barranco.

Según estamos en la explanada donde se deja el coche hay que subir por la ladera de la derecha y en cuanto subamos unos 10 metros nos encontraremos con una senda bien marcada. La cogemos a la izquierda y no la dejamos hasta la cabecera del barranco.

Camino de la cabecera
Camino de la cabecera

A los 5 minutos o menos de ir andando pasaremos por una zona que hay hasta una barandilla de madera.

Una valla en el camino, para que no nos caigamos
Una valla en el camino, para que no nos caigamos

El camino al principio sube, luego vuelve a bajar y luego vuelve a subir. Llegaremos a un sitio en el que nos acercamos al cauce y el cauce se ve como con toboganes. Es la cabecera. Hasta aquí hay unos 35 minutos andando, y esta es la foto de esos toboganes que nos muestran el comienzo del barranco.

Cabecera del barranco, hora de meterse al cauce
Cabecera del barranco, hora de meterse al cauce

Es un barranco bastante bonito, aunque el agua brillaba por su ausencia, como ya esperábamos. Encontramos agua en alguna poza, pero poco más.

Primer rápel, una mijilla seco
Primer rápel, una mijilla seco
Uno de los rápeles más grandes
Uno de los rápeles más grandes

Un pasillo muuuu largo
Un pasillo muuuu largo
Un rápel con marmita trampa
Un rápel con marmita trampa
En algunos rápeles hay pozas con agua
En algunos rápeles hay pozas con agua
Más rápeles con agua en la poza
Más rápeles con agua en la poza

Tras el último rápel avanzamos 20 o 30 metros más y estamos al lado de la senda por la que subimos. Desde aquí toca desandar el camino hasta el coche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *