El Chorro

El puente lo pasamos en el Sur de nuestra península. En concreto el “El Chorro” (Málaga). En parte buscando el buen tiempo y en parte buscando un poco de “domingueo”.

Nos “alojamos” en el camping y desde allí hizimos pequeñas excursiones, junto con algo de escalada.

En cuanto a escalada poco, ya que ni estamos en forma, ni tampoco es que seamos spiderman precisamente, pero estuvo chulo y por lo menos hizimos algo distinto.

Quizás tuvo que ver para que escalasemos poco, el que “perdimos” un montón de horas jugando al Parchís….. sí, al Parchis, ese juego de fichitas de colores. Que frustrante es que durante horas no te dejen mover las fichas más allá de unas 20 casillas… porque te comen continuamente.
En fin, me dí cuenta que no me ganaría la vida jugando al parchís, pero nos reimos mucho.

A parte de esto estuvimos “paseando” por el caminito de rey.
La zona es un valle que acaba en una pared impresionatemente abierta, lo cual forma un cañón muy espectacular.

elchorro.jpg

Según parece, se construyóen 1905 y en el año 1925 el rey Alfonso XIII lo cruzó debido a la inauguración de la presa del Conde del Guadalhorce y desde ese momento se empezó a llamar el caminito del rey (más info).

Teniendo en cuenta su estado actual, ya que no es que esté nuevo precisamente, y para evitar algunos accidentes se han destruido tanto el comienzo como el final del “camino”. De esta manera para entrar hay que ir con algo de equipo y tener ciertos conocimientos, lo que garantiza en cierta manera que quien se meta ahí sabe un poco los peligros a los que se atiene, y sabe como evitarlos.

La entrada desde el Sur se basa en pasar por unos hierro en plan Vía Ferrata, a unos 30 metros de altura, lo cual ya hace de un gran filtro, porque hay que llevar arneses y algún otro tipo de material para irse asegurando.
Tras este tramo hay una trepadita, más facil, pero igualmente expuesta, no apta para gente que no está acostumbrada a las alturas y a andar/trepar por sitios raros.

Pasado esto llegamos ya al camino, en donde ya hay montado a lo largo de todo él un cable de acero para poder ir asegurados y evitar una caida, mortal en un 99% de probabilidades, en caso de producirse.

Para salir se puede desacer la trepada y la “ferrata” o mejor, se puede hacer un rapel de unos 30 metros, muy chulo, por cierto.

elchorro_rapel.jpg elchorro_alto.jpg

En el caso de entrar desde el norte nos encontraremos con que tenemos que realizar un rapel, muy facilito, que nos deja en el caminito, y luego a la vuelta tenemos que escalar ese rapel. Es un cuartito, con un par de Spits metidos por el medio.

elchorro_viga.jpg

En cuanto al caminito es un especie de acera de metro y pico de ancha que discurre a través de todo el cañón, el cual es una pared lisa totalmente vertical. Lo “divertido” es cuando te encuentras con que la “acera” ya no existe y hay que pasar andando por una viga…impresiona.

También a veces la acera tiene un agujero en medio y los bordes del agujero son del grosor de un papel… lo que da que pensar en el estado del camino, por debajo….. mejor no saberlo.

Aún así es totalmente seguro ya que vamos siempre enganchados a un cable de acero, excepto en la segunda parte del cañón, pero en esta segunda parte (la más al norte) no se está muy espuesto, no hay grandes caidas y no es necesario.

Un sitio precioso, muy impresionante y “facil”, simplemente que no es apto para gente con vertigo, porque da miedo.

Volveremos….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.