Barranco de Literola Superior

En un brote de valor nos levantamos pronto y salimos dirección al barranco de Literola, aunque sabíamos que por allí, al estar muy alto haría mucho frío. No nos equivocábamos.

Desde Benasque dirección los llanos del hospital, y al poco de pasar la carretera que lleva a los baños de Benasque, cruzamos por un puente, el bien señalizado barranco del Literola.

Tanto antes como después del puente hay sitio para aparcar tranquilamente el coche y prepararse.

Eran las 11:40 cuando terminamos de equiparnos y nos disponíamos a hacer el barranco integral, tanto el Literola Superior, como el Inferior.


Tras pasar el puente y dirección norte por la carretera, a 50 metros sale una senda que es la que deberemos de coger para remontar el cañón.

Según la información que teníamos dicha senda atraviesa al principio un bosque y tras salir, a pocos metros habría un puente de madera que marcaría el inicio del Literola Inferior. Bien, esto se supone que eran 30-40 minutos.

Lo que nos encontramos es que en 10 minutos habíamos atravesado el bosque y efectivamente un poco después la senda se acercaba al agua, permitiéndonos introducirnos en el barranco. Era el inicio de la parte inferior, pero no había ni puente ni nada. Y los 30 minutos que habíamos leído eran exagerados.

Pero nosotros queríamos hacerlo integral así que continuamos adelante por la senda para «remontar la siguiente loma» según ponía en las reseñas, que nos debería de llevar 1 hora.

Bueno, solo comentar que remontar esta loma es un buen paseo. La senda se empina mucho y es un buen rato, un buen machaca piernas. Menos mal que cuando estuvimos ya no hacía mucho calor debido a las fechas, aunque hacía muy buen tiempo. Incluso había algo de nieve caída dos noches antes.

Tras terminar de remontar la loma se desciende por detrás hasta conseguir llegar al barranco. Eran las 12:40 y en este caso si que habíamos tardado la hora esperada. A partir de aquí un barranco raro en cuanto a instalaciones se refiere.

Nos encontramos con que las instalaciones no eran ninguna maravilla, pero bueno, las hay peores. Eran spits con cintas y mosquetones en su mayoría. Eso si, parecía que jugaban al escondite con nosotros.

Hubo varias (varias = muchas) ocasiones que estuvimos un buen ratillo buscando la reunión, porque no se veía. El problema es que están exageradamente lejos del cauce del agua por lo que el área de búsqueda aumenta mucho, y luego también influye que en ocasiones están montadas en arboles por lo que quedan muy camufladas.

Es más, hubo una ocasión en la que tras estar más de 5 minutos buscando la reunión, en una cascada bastante alta y chula, decidimos destreparla por un lateral. Y yo creo que no eramos los primeros, parecía estar usado el destrepe. Luego desde abajo vimos una cinta que asomaba tímidamente tras unas ramas de un arbusto. Realmente bien escondida.

Pues así, jugando al escondite fuimos bajando poco a poco. Una pena las reuniones a veces, que estaban totalmente apartadas del agua, y hacían que el rápel fuese más soso, pero se contrarrestaba con un paisaje y unas vistas preciosas de fondo.

El descenso en general es muy bonito, una pena lo de las reuniones como ya he dicho, pero bueno, eso también da la posibilidad de bajarlo con mucha agua (hablo del Literola Superior).

Según se va subiendo se vé como cuando más o menos empieza el Literola Inferior se une con este otro pequeño barranco que baja paralelo al Literola. Bien, pues llego un momento que estábamos llegando a esta parte, nos quedaba una zona que se encañonaba un poco más, de unos 3-4 rápeles seguidos y llegaríamos al Literola Inferior.

Pues nada, de repente las reuniones desaparecieron por arte de magia. Nos encontrábamos en una zona alta donde se veía muy bien como continuaba el barranco montaña abajo, y veíamos a unos 300m en línea recta, la parte del Literola Inferior, solo nos separaban 3 o 4 cascadas, pero fuimos incapaces de encontrar una mísera reunión, ni buena, ni mala. Así que tras un rato buscando nos salimos del barranco al camino por el que habíamos subido, para descender esos 300m, perdiendo la posibilidad de descender esas cascadas, y volver a entrar al cauce en la parte inferior del barranco.

Cuanto menos raro. Es posible que no viésemos las reuniones, ya que nos venía costando un poco encontrarlas hasta entonces, pero creo que no, que no estaba equipado. La verdad es que es muy extraño que en mitad del barranco haya una parte sin equipar, aunque te puedas salir muy fácilmente al camino. Es una pena.

En fin, serían las 15:30 de la tarde cuando empezamos a descender la parte inferior. 2 horas y media para dos personas, muy lejos de la hora que habíamos leído.

Un pensamiento en “Barranco de Literola Superior

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.