Vía Ferrata de la Canal del Palomo

Al día siguiente la opción elegida fue hacer otra vía ferrata. En este caso la elegida fue la Ferrata de la Canal del Palomo la cual nos obligó a dar un buen rodeo a la Sierra de Guara. Aproximadamente una hora y cuarto después de dejar Rodellar llegamos al aparcamiento donde dejamos el coche. A pocos metros comenzaba la ferrata.

Placa informativa


Es mucho más entretenida que la de la del Espolón de la Virgen de Rodellar, con pasos más expuestos y verticales y con pasos que requerían ya un mínimo de flexibilidad o destreza.
Espero que no se caíga...

Aún así está perfectamente equipada y no conlleva ningún problema el realizarla.
Por el camino nos encontramos con algún tritón en las pozitas de agua que había.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.